¿Qué es eso de Astrologia Transpersonal? Por Alejandro Luna

La Astrología entre otras cosas es una forma de conocimiento, una manera de "conocer" (según el diccionario conocer es 1- averiguar por el ejercicio de las facultades intelectuales la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas 2- Tener trato y comunicación con alguno 3-Presumir o conjeturar lo que puede suceder).

¿Y por qué transpersonal? La teoría transpersonal estudia las inquietudes, motivaciones y experiencias que trascienden la esfera de la personalidad, del yo o del ego. La mirada transpersonal surgió del encuentro de la psicología humanista occidental y las tradiciones contemplativas orientales. Lo que diferencia a lo transpersonal de otras miradas es que requiere la inclusión de lo espiritual como parte de la naturaleza humana.

Si concebimos lo espiritual como un proceso de pérdida gradual del egocentrismo y del narcisismo, creo que el mayor mérito de la Astrología es el de re-ligarnos conscientemente con el Universo, pero mucho antes de eso religarnos con nosotros mismos y nuestro cuerpo, religarnos con el prójimo y con los seres sintientes que nos rodean y nos acompañan en esta fase del camino que llamamos "existencia".

Astrología Transpersonal

En el desarrollo de la conciencia se dan principalmente tres estadíos, el prepersonal, el personal y el transpersonal.

El estadío prepersonal consiste en una integración con el cosmos que es previa a la estabilización del ego (pre-egoica). Tal integración es básicamente corporal, y remite al sentimiento de infinitud paradisíaca propia de la vida intrauterina o la del bebé recién nacido.

En el estadío personal se da una diferenciación con respecto a la unidad. Esto es una evolución sana de la conciencia, ahora identificada con el reino mental (racional). El ego se estabiliza, y si todo va bien llega a madurar exitosamente.

En el estadío transpersonal la conciencia trasciende el reino mental para identificarse con el alma y el espíritu. Trasciende la mente, va más allá, no la niega ni la reprime.

Si uno ve el desarrollo humano como crecimiento (magia, mito, racional, transracional), resulta que pueden apreciarse dos clases de no-racionalidad. Están las formas pre-racionales de pensamiento, las mágicas y las míticas (donde la razón aún no existe o está abandonada) y están las formas transracionales (donde la razón permanece intacta, pero es transcendida en estados transmentales). Por ejemplo, en la meditación uno es consciente del funcionamiento de la mente, pero se trasciende, no se regresa a un estadío más infantil.

Una astrología transpersonal remite a una mirada integral de la conciencia y el cosmos. Este tipo de astrología nos conecta con nuestra alma y con el ánima mundi, el alma del mundo; con nuestro verdadero Ser o Yo superior.

Podríamos decir que la astrología agorera, la determinista, la que pretende controlar los sucesos, es la que corresponde al espectro personal basada en el ego y en las necesidades del ego. La astrología transpersonal corresponde a las necesidades del alma... aunque aquí está el peligro, pues al alejarse de la racionalidad también podría caer en lo pre-racional, mágico y narcisista.

Es decir, a cada astrología le corresponde cierta "banda" o espectro, en donde puede funcionar exitosamente; sin ovidar que inicialmente (y según los datos con que contamos en estos momentos) ella misma proviene de un nivel mítico.


Como con las palabras cosmos y Kosmos, Wilber insiste en establecer una distinción entre naturaleza (con "n" minúscula) y Naturaleza. Esta última no solo integra los reinos minerales, vegetales y animales sino también los niveles culturales, mentales y espirituales.


Acaso también deberíamo
s distinguir entre astrología y Astrología. La primera se referirá al ego personal, la segunda al Yo transpersonal. La astrología es una herramienta más del pequeño yo, la Astrología atravesará al Yo como si fuera un hálito intangible, trascendiendo al ego y conectándolo con el Kosmos.

http://astrotranspersonal.com.ar/